La acusación particular sin previa formalización

Por Javier Pereira Torres

En Chile, los particulares, pueden continuar la persecución penal, cuando el Ministerio Público desiste de hacerlo por su cuenta.  En estos casos el persecutor estima que no existen antecedentes suficientes para continuar. Sin embargo, hay que comentar algunas cuestiones a la aplicación de esta facultad, por ejemplo, cuando el Ministerio Público, ha comunicado decisión de no perseverar sin mediar formalización de la investigación.

En primer lugar debemos decir que los tribunales han aceptado la aplicación del art. 258 del Código Procesal Penal en esas circunstancias, lo que es atentatorio al debido proceso, porque es inverosímil e incoherente , que una investigación, donde ni siquiera se ha formalizado, pase a la acusación, tomando en cuenta que el investigado, probablemente no ha solicitado diligencias. Consideremos además que el fiscal dirige la investigación, lo que implica dejar al imputado en indefensión. Se debe agregar, que bajo estas circunstancias no se puede aplicar del principio de congruencia, así que en una eventual sentencia condenatoria, no hay uniformidad de hechos entre la formalización, la acusación y el fallo, porque la primera no existe.

Esta perspectiva es profundamente errónea, altera el principio de oficialidad del ejercicio de la acción penal pública, concedido por el Constituyente al Ministerio Público, consagrado en el artículo 83 de la Constitución. Aquella autorización de acusar particularmente, viene a desvirtuar lo dispuesto por nuestra Carta Fundamental.

Para no incurrir en este vicio la parte querellante debe pedir  la aplicación del artículo 186 del Código. La norma establece que “Cualquier persona que sea vea afectada por una investigación que no se hubiere formalizado judicialmente, podrá pedir al juez de garantía que le ordene al fiscal informar acerca de los hechos que fueren objeto de ella” y en estos casos la persona afectada sería la víctima, ya que ella más adelante no podría deducir acusación. La actitud correcta, es forzar en primer lugar la formalización, para que la parte querellante solicite posteriormente el forzamiento de la acusación. Si no se actúa de esta forma, la defensa puede alegar la excepción de previo y especial pronunciamiento, contemplada en la letra d) del artículo 264, es decir, la falta de autorización para proceder criminalmente, cuando la Constitución y la ley lo establecen.

Otra interpretación, convierte la acción penal pública, en acción penal privada. Esto no concuerda de ninguna forma con el principio de oficialidad, que entrega al ministerio público la facultad de ejercer la acción penal pública.

Javier Pereira Torres, es Licenciado en Derecho de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de La Santísima Concepción. Actualmente realiza su práctica profesional, para optar al título de Abogado,  en la Defensoría Local de Concepción, de la Defensoría Penal Pública del Bio Bio, Chile.

 

2 thoughts on “La acusación particular sin previa formalización

  1. Claudio

    Interesante el artículo, ya que en la práctica muchas veces (si el MP no formaliza) se entrega la querella a su suerte.
    Sería interesante alguna jurisprudencia al respecto.
    Saludos.

    Reply
  2. nhumeres

    la “casi” instaurada costumbre procesal de comunicar la desicion del mp no perseverar en el procedimiento por no haber reunido antecedentes suficientes para fundar una acusación, sin que exista formalizacion de la investigación en autos, tiene su fundamento en un instructivo del mp, en el cual no existe un análisis de fondo que justifique indubitadamente la procedencia de dicha practica, mas allá de una mera aseveración de que corresponde a una actuación procesal jurídicamente correcta. Según algunos ello se debe a una necesidad estadística, toda vez que el mp debe cerrar la investigación por algún mecanismo jurídico, no siéndole procedente aplicar alguna salida previa, por la no concurrencia de sus requisitos, tal como seria el caso de que haya mediado intervención judicial, lo que obstaría a la aplicación de un archivo provisional o de la facultad de no iniciar la investigación.
    Comparto plenamente la interpretación del autor de que es improcedente comunicar la desicion del mp de no perseverar en el procedimiento, si no existe formalizacion de la investigación, pero con plena certeza solamente si nos encontramos en la tramitación de un procedimiento ordinario, toda vez que esta actuación procesal supone necesariamente como requisitos: que exista un plazo de investigación, de conformidad a lo prevenido en el articulo 248 cpp; que se hayan realizado diligencias tendientes a la averiguación del hecho punible, que hubiesen permitido recabar antecedentes necesarios para fundar acusación; para fundar una acusación es menester que exista formalizacion; los efectos de la desicion de no perseverar guardan una estrecha relación con los efectos de la formalizacion de la investigación por ejemplo en relación a la interrupcion de la prescripción de la acción penal.
    Ahora bien, la congruencia en el proceso penal supone que exista relación entre los hechos objeto de formalizacion, acusación y sentencia, no obstante su calificación jurídica, toda vez que el juez se encuentra premunido de la potestad de recalificar jurídicamente los hechos, pero la congruencia no necesariamente debe obedecer a esta trilogía, la excepción se encuentra en el procedimiento simplificado, toda vez que no es menester que exista formalizacion para tener por interpuesto un requerimiento para proceder el juicio en conformidad a las normas que regulan este procedimiento. A mayor abundamiento el articulo 390 cpp establece que el fiscal solicitara del juez de garantía la citación inmediata a audiencia, a menos que “fueren insuficientes lo antecedentes aportados”, se encontrare extinguida la responsabilidad penal, o el fiscal decidiere aplicar el principio de oportunidad.
    podría sostenerse que respecto de delitos que deban ser conocidos por el juez e conformidad a las normas del procedimiento simplificado, es perfectamente posible comunicar la desicion de no perseverar en el procedimiento, sin que exista previamente formalizacion ello amparados en lo prevenido en el art 389 del cpp, que señala como normas supletorias al procedimiento simplificado, las contenidas en el libro II de cpp, ” en cuanto se adecuen a su brevedad y simpleza”.

    saludos cordiales.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>